4º intento post-aborto: adopción, dilemas y estado de ánimo

Llevo bastante tiempo desconectada del blog. Peroooo es por buenas razones. Ya se va acercando la boda y tenemos que ultimar detalles 👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻

Pero bueno, esas cosillas las dejaremos para otro post.

Hoy quería contaros como estamos tras el 4º intentó post-aborto.

Ahora mismo estamos de lleno en el 4º intento. Deberes hechos y a la espera, a ver qué tal se nos da este mes pero bueno, visto lo visto sin muchas esperanzas, ya os digo que somos carne de cañón de FIV o cualquier otro tipo de ayuda externa seguro. O no, porque también hay gente que tarda un poquito más y se queda sin problemas. 

El caso es que, como no sabemos qué tipo de pareja vamos a ser, si de los que necesitan ayuda o de si los que al final lo consiguen de manera natural, hemos decidido que hay que empezar a plantearse que hacer.

Este mes hace un año que empezamos oficialmente con la búsqueda. Digo oficialmente porque antes de eso, en Mayo, empezamos a “probar” pero sin saber todo lo que sabemos ahora de días fértiles etc. Ya os dije en Instagram que este finde habíamos hecho una escapadita a Edimburgo. Bueno, pues hemos aprovechado para coger fuerzas para la boda y para hablar del futuro.

Y…¿cómo vemos el futuro? Pues evidentemente siendo 3 mínimo, bueno 5 con los perris, jajaja.

Hemos decidido que en enero empezaremos a hacernos pruebas, a ver qué nos cuentan y además de eso, empezaremos los trámites para adoptar dependiendo de lo que nos digan. Esta decisión ha sido muy importante y muy debatida.

El tema de la adopción es complicado para mí. Pienso que cuando una pareja decide adoptar porque no “le queda más remedio” porque sus otras opciones para ser padres se han terminado,es un tanto “egoísta”, yo me siento un poco egoísta y os explico porqué.

Cuando tu adoptas estás dando la opción de una vida mejor a un niño. Si puedes tener un hijo de manera natural o con ayuda de la ciencia, en ocasiones la adopción no se te pasa ni por la cabeza, con lo cual, un niño que podría tener un futuro mejor seguirá en un centro esperando a que alguien le adopte porque tú, al tener tus propios hijos ya “no estás interesado” en adoptar. 

Con ese dilema moral le planteé a “Súper A” que yo quería solicitar la adopción ya, independientemente de que podamos tener niños nuestros o no. Lo hablamos y “Súper A” no lo tenía claro… Su postura era que él quería tener un hijo nuestro, algo que fuera de los dos,creado por los dos. Y que en el caso de que no se pudiera, adoptaríamos. Y entonces… Vuelta al problema moral que he explicado antes: adoptó porque no puedo tener un hijo propio y me “conformo” con adoptar, como la última opción. 

Yo jamás, me había planteado estos dilemas. Siempre pensaba que cuando decidiera tener un hijo todo iba a ser un camino de rosas: te pones a hacer deberes, te quedas embarazada,a la primera por supuesto, tienes tu niño y chimpun feliz de la vida. Pero no está siendo así, y cuando ya empiezas a ver que puedes tener un problema de fertilidad empiezan a surgir dudas, preguntas y dilemas 🙄

Independientemente de si es egoísta o no plantearse la adopción como última opción, entiendo a “Súper A” . Yo también quiero tener un hijo que sea algo creado por los dos y tener la ilusión de ver a quién se parece o qué carácter saca. Así que, después de pensar, hablar, dar cada uno su opinión… Decidimos que, nuestro plan de vida familiar, la familia que queremos crear, va a ser mixta, es decir, decidimos que iríamos a por un niño creado por los dos y también vamos a adoptar.

Así que, nuestro plan de aquí a 6/7 meses (hay que tener en cuenta que en Junio son las oposiciones) es el siguiente:

Enero: si no estamos embarazados, empezar a hacer pruebas. 

Enero-Junio: ver qué pasa con las pruebas, ver si conseguimos quedarnos embarazados en estos meses.

Junio: terminada la oposición, seguir con pruebas, seguir intentando quedarnos embarazados y empezar a mirar los trámites de adopción. 

En el caso de que nos quedemos embarazados, como el tema de la adopción es taaaaaan lento, empezaremos a moverlo a principios del 2018 para que nos dé tiempo a ubicarnos con el bebé y a disfrutar un poco de él antes de ampliar la familia. Vamos que la idea es más o menos empezar a moverlo a la vez, pero por logística nos tendríamos que centrar un poco. Pero la cosa es, que en 3/4 años tengamos la familia al completo. 

Ya hablaremos más detenidamente del tema de la adopción porque es algo que me interesa muchísimo. ¿Alguien tiene conocidos o familiares que hayan adoptado? ¿Cómo les fue con el tema administrativo? 

En fin, esos son las conclusiones que hemos sacado estos días de relax en Edimburgo, ciudad preciosa donde las haya. Os lo recomiendo 100%!! 


Y bueno, anímicamente la verdad es que estamos bien. No está saliendo todo como lo imaginábamos evidentemente, pero hay cosas que no se pueden controlar. Si la vida te viene así hay que afrontarla de la mejor manera posible. Todos los días pienso que ya estaría más cerca de ver la cara de mi hijo, que cuando me enteré de que estábamos embarazados pensaba que 9 meses eran suuuuuper largos, que diciembre estaba muy lejos!! Y mirad, ya estamos en Octubre. Nunca me olvido, del tiempo que llevaría de embarazo, del tiempo que me faltaría para dar a luz… Nunca, ni un solo día. Pero hay que seguir. El tiempo pasa volando y hay que aprovecharlo. La vida está para disfrutarla, para vivirla. Hay que pensar siempre en lo bueno que tenemos, en lo que tenemos ahora no en lo que nos gustaría tener o en que las cosas nos tenían que haber salido de otra forma. Han salido como han salido y eso no se puede cambiar, así que hay que vivir😊

Así que estamos contentos. Tenemos nuestros momentos está claro, no vivimos en los mundos de yupi ni vemos la vida de color rosa las 24 horas del día… Pero 22… A lo mejor si… 😄🤗😄

Estamos contentos y esperanzados. Tenemos opciones, ya sea por una vía o por otra y mientras tanto, disfrutamos de nuestra familia, de nuestros amigo y sobre todo, de nosotros dos.

Besos familia!!!!😘😘😘😘

Anuncios

Microaborto

Después de estar desaparecida todo este tiempo, ahí tenéis la explicación: microaborto. Eso es lo que nos ha pasado.

Tantos meses de búsqueda, tantas ilusiones para nada.

Yo sabía que algo no iba bien. No me preguntéis por qué pero lo notaba. Básicamente notaba que no notaba nada. Ni síntomas, ni sentimiento de que iba a ser mamá… Nada. Hasta que un día empecé a sangrar. Reposo absoluto 10 días.

Vuelta al ginecólogo para una eco y no había embrión, no había nada y el saco estaba encogiendo. 6 semanas nos duró la esperanza.

Sé que no soy la primera que pasa por esto ni seré la última. Se que contar cómo fue todo vendrá bien a chicas que pasen por lo mismo y lo haré, pero hoy no. No tengo ganas ni físicas, ni psicológicas.

No tengo ganas físicas porque al dejar de tomarme la progesterona estoy manchando más y porque 10 días sin moverte de la cama, solo para ir al baño, hacen mella y estoy sin fuerzas.

Y no tengo ganas psicológicas porque tengo que volver a trabajar y no me apetece. No me apetece que todo el mundo me pregunte y eso que no se lo conté a nadie hasta que no tuve más remedio, pero no tengo ganas.

Y eso es todo, ese ha sido el motivo de mi desaparición estos días. Y de momento nada más. Cuando tenga fuerzas os contaré más detalles.

Lo único positivo que he sacado de esto es que tengo un novio marido maravilloso y unos padres más maravillosos todavía. Nunca podré agradecerles todo lo que han hecho por mí este tiempo.

Test de ovulacion

Empecé a utilizar los test de ovulación en octubre. Al principio estaba un poco recelosa ya que había leído en blogs y en páginas de maternidad que a muchas chicas no les funcionaban.De hecho, yo tuve una mala experiencia con ellos en Agosto y también escribí hablando mal de ellos. 

Los test de ovulación hay que aprender a utilizarlos, sobre todo si eres irregular como yo. 

El problema que yo tuve en agosto es que no supe utilizarlos, pero de eso me he dado cuenta tres meses después. Yo pensaba que sería una persona normal que ovularía en torno al día 14. 😂😂😂 Me compré en la farmacia un pack de 5 test de ovulación que me costaron casi 20€ y me leí las instrucciones. Para ciclos normales había que empezar a utilizarlos en torno al día 9. 

Y ahí estaba yo, el día 10 de mi ciclo, sentada en el WC con mi test de ovulación. Nada. Blanco. Pensé que bueno, no pasaba nada, podía ovular más tarde. La misma operación los 4 días siguientes. Nada. Blanco. Llegue a la conclusión de que no servían para nada. 

Dejamos pasar septiembre sin tomar temperaturas ni saber nada de los TO. 

Como no conseguimos el embarazo, en el ciclo de octubre a noviembre decidí volver a probar pero esta vez me iba a ir a lo barato. Compre unos test por internet en la página de vidatest. Como soy irregular decidí comprar un pack que tuviera bastantes así que opte por uno que traía 21 test de ovulación y 2 test de embarazo por 20€. A partir del día 11 empecé a hacer test. Nada, no salía nunca nada. Ya sí que estaba confirmando que los test no servían para nada. De repente un día me hice uno, así por qué si (podéis leer la entrada completa Y salió el positivo, aquí) y salió positivo el día 28 del ciclo. 

Lo que pude confirmar es que los test funcionaban y que yo ovulaba súper tarde. El ciclo de noviembre a diciembre, ya más tranquila sabiendo que todo estaba bien, vi que ovulé el día 21 y este ciclo igual, el día 21. 

Gracias a los test he comprado que ovulo perfectamente y que mi fase lutea es normal. 

  
Como os he contado en Instagram, así es cómo va evolucionando un TO hasta que se marca el positivo. 

Cuando somos irregulares es muy difícil saber cuándo ovulamos con lo cual, es más complicado quedarse embarazada. Cualquier ayuda es bienvenida 👍🏻👍🏻👍🏻

Ventajas de los TO

Te permiten saber exactamente qué día vas a ovular.

Son fáciles de usar.

Te permite planear mejor un embarazo.

Si eres irregular te va a ayudar a conocer tu ciclo.

Trucos que he aprendido sobre los TO

No hay que agobiarse si no se marca el positivo, puede ser que ovulemos más tarde o que no hayamos pillado el pico de ovulación. 

Una vez que empieces a hacerlos, hazlos todos los días hasta que se marquen.

La mejor hora para hacerlos, por lo menos en mi caso, es por la tarde. El primero se marcó a las 8 de la tarde, el segundo a las 10 de la noche y el de este mes a la 1:30 de la madrugada!!! (Si, mientras la juventud está de fiesta yo,a mis 30, estoy sentada en un WC haciendo un TO.💃🏼💃🏼💃🏼💃🏼)

Aunque se vea una sombra , el test no será positivo hasta que las dos rayas tengan el mismo tono o la segunda sea más oscura que la primera. Si veis que la segunda está marcada muy poquito es negativo, si está marcada casi como la primera es, una de dos, o el positivo está al caer o ya ha pasado y no habéis pillado el pico de ovulación. En ese caso, me pasó el primer mes o el segundo, yo me repito el test: si sale más marcado es que todavía no habíais pillado el positivo, si va saliendo menos marcado es que ya pasó. 

Espero haberos ayudado un poco a aclarar dudas. Es cierto que al principio es un poco rollo pero una vez que sabes usarlos son la mar de útiles. 

Besos!!!!😘😘

P.D: actualizo la entrada incluyendo una foto del test que me acabo de hacer para aclarar más dudas. El test de arriba es el de ahora mismo, el de abajo el de antes de ayer. Se puede apreciar claramente que la ovulación ha pasado. Recordad: si os sale un test como el de arriba, o la ovulación está al caer o ya ha pasado.

  
Las cartas ya están echadas para nosotros. Cruzaremos los dedos!!

11 días de retraso y dos test negativos. Y, ¿ahora qué?

Pues después de 11 días de retraso, y dos test negativos, el resultado es… que hoy me ha bajado la regla.  Así, sin más preámbulos os lo cuento, para que le vamos a dar vueltas.

Ahora, llegados a este punto ¿qué hacemos? Pues… llorar, cortarnos las venas o subirnos al puente más alto de Madrid y saltar. Esa sería una opción, pero como quiero mucho a los que me rodean y sobre todo, amo mi vida, esa opción queda descartada.

Mentiría si dijera que estoy bien, estoy un poco entre triste y enfadada y la noticia no me ha sentado nada bien, pero también mentiría si dijera que estoy fatal o que estoy muy triste porque tampoco es así, de hecho estoy más bien que mal. Pero bueno, empecemos por el principio. Seguir leyendo