De ilusiones y autoengaño 

¿Conocéis esa sensación, ese sentimiento cuando deseas algo tanto tanto que cualquier mínima posibilidad de alcanzarlo se convierte en una ilusión enorme? ¿Cuándo quieres algo con todas tus fuerzas y te aferras a lo que sea para decir que si, que está ahí aunque todo el mundo te diga, de la mejor manera posible e intentando no hacerte daño que no?

Todos y todas las que estamos en proceso de búsqueda pasamos por esto. Tienes tantas ilusiones, tantas esperanzas de ser madre o padre que cualquier leve síntoma te hace poner tu radar en marcha y hacer cálculos sobre cuándo nacerá ya que estas segurísima de que ese dolor de pechos que tienes es por las hormonas del embarazo, no porque la regla se acerque. 

Cuando empezamos con la búsqueda, no la seria, los primeros intentos de a ver qué pasa, hace ya un año, yo era totalmente psicosomática: si una embarazada por la calle tenía nauseas yo también las iba a tener, fijo. A ver, no exageremos… No hasta ese punto… Vale, lo admito… Pero sí que sentía que me dolían más los pechos, que tenía nauseas, diarrea, estaba agotada… Incluso tenía mejor olfato, algo que en mí ya está bastante entrenado ya que soy capaz de olor que un niño se ha hecho caca estando  a 10 metros de él… Llamémoslo defecto profesional. Olfato que a veces falla y si un niño se ha tirado un pedete y a mí me huele a caca reviso 14 culos en busca de la cacota imposible hasta que le preguntas a uno “X” te has tirado un pedete?” Y X se despiporra y te dice “…Sssii…😁😁”

Yo jamás había controlado mis ciclos hasta que empezamos la búsqueda con lo cual,ser una paranoica psicosomática me vino muy bien para aprender que pasaba con mi cuerpo antes de que me viniera la regla:

Psicosintoma 1: dolor de pechos. Descubrí que, como 5 o 6 días antes de que me baje la regla me empieza a doler el pecho. Un par de días antes de la regla el dolor desaparece de golpe, empiezo a manchar un pelin marrón y ya está aquí mi amiga.

Psicosintoma 2: nauseas.  Aprendí que 2 o 3 días antes de que me baje la regla se me revuelve el estómago, se me quita el hambre y me dan náuseas, sobre todo después de comer.

Psicosintoma 3: diarrea.  Más o menos a la par de las nauseas viene la diarrea. Un par de días descompuesta y la regla baja.

Psicosintoma 4: el olfato. Ya os he dicho que por mi trabajo tengo este sentido muy desarrollado con lo cual, este Psicosintoma no tiene motivo ni razón, es falso completamente. Simplemente que le prestaba más atención esos días, pero nada más. 

Seguro que tenía más psicosintomas pero los he debido de borrar de mi mente…

Uno de los mayores autoengaños que sufría al principio de los tiempos era el de los Test de Ovulación.
Empecé a hacérmelos cuando decidimos buscar en serio, hace ya 8 meses. Por aquellos entonces yo no sabía ni cuando ovulaba, ni que era un TO, ni cómo se usaba. Yo pensaba que ovularía el día 14 del ciclo como toda hija de vecino. Pues no.

Con esa idea empecé a hacerme los test. Llegaba el día 14 y eso estaba blanco nuclear. Yo le decía a “Súper A” que no podía ser, que los tenía que estar haciendo mal. Eso es que estaría meando cuando no debía o tenía que empezar a beber menos agua para concentrar la orina, seguro que era eso…

Como pasaban los días y eso no salía, empecé a ver fantasmas. Una leve rayita para mí ya era un positivazo. Y le decía a “Súper A” 

“¿Lo ves? Está ahí, se ve claramente” 

“Cariño, ahí no se ve nada”

“Vaya que no, mírala,está ahí, se ve perfectamente la raya” 

“Si pero eso pone aquí que no es un positivo, que tiene que estar más marcado que la de control”

“Ya está, porque tú lo digas. Es que está más marcado”

“No sé cariño…” 

Todo esa conversación se desarrollaba mientras yo movía los test de un sitio a otro para que le diera otra luz y mi querido novio esposo pudiera ver la puñetera raya que yo veía claramente.

Pero no, eso no era positivo. Si, estaba la raya pero no lo era. Ahí descubrí que ovulo entre el día 20 y el 22 del mes. No el 14…

Me costó dos meses aprender eso. Cada vez que veía que la raya no se marcaba para ser positiva yo me inventaba algún atisbo de que ahí estaba…

Al final deje de auto engañarme porque aprendí que cuando es positivo es positivo y se nota. 


Aquí os dejo una clara muestra: el de arriba positivazo, el de abajo aunque se marca, es negativo. En los primeros meses yo hubiera intentado ver el de abajo como positivo por todos los medios posibles, pero no, por mucho que queramos si la primera línea no se marca más que la de control o como mínimo exactamente de la misma intensidad, no es positivo. Puedes estar cerca, que a lo mejor si te lo hubieras hecho dos horas antes habrías pillado el pico y te habría salido positivo, pero amiga, un TO como el segundo es negativo.

Lo peor de los autoengaños es cuando la gente se une a el. Mi novio esposo a veces me seguía el engaño, supongo que por no desilusionarme o por no oírme protestar y encima enfadarme con él porque no me daba la razón… Cualquiera de las dos opciones es válida.

“Mira cariño, tengo las tetillas más grandes a que si? Seguro que este mes estamos”

“Mm mm si.. Si parece..” 

¿¿¿¿COMO QUE SI PARECE???? No no no!!! Si no están más grandes no están más grandes!!! Pero el pobre que iba a hacer… No quería que me pusiera triste otra vez, no quería hacerme daño y en parte el también tenía esa ilusión y esa esperanza, con lo cual todo el mundo que se preocupa por ti y que comparte tus ilusiones empieza a formar parte del autoengaño. 

Todo esto lo he aprendido a lo largo de este año. No sirve auto engañarse ni crearse falsas ilusiones o esperanzas porque luego la guantada es mucho más grande y duele más. 

Lo mejor es ser realista y ser prudente. Cuando algo es positivo lo es, ni hay que mirarlo 20 veces ni al trasluz. Cuando se está embarazada se está y cuando un TE es positivo lo es. Es cierto que habrá casos y casos, he leído de chicas que el TE les salía negativo con 3 días de retraso y a la semana les salía positivo. (Si, leí muchos foros sobre esto cuando a mí se me retrasaba dos dias y, sumando todos mis psicosintomas, yo ya pensaba que estaba embarazada, me hacía un TE, salía negativo y seguía pensando que estaba mal, hasta que al día siguiente o dos horas después la regla bajaba como una campeona)

Es cierto que cada cuerpo es diferente y que los niveles de hormonas son distintos y cada embarazo un mundo, pero creo que todas tenemos que ser conscientes de lo que es real y lo que no y de hasta qué punto hay que hacerse ilusiones sobre algo. 

Yo lo pasé mal creándome falsas esperanzas y he visto a muchas chicas pasarlo igual de mal. No os hagáis daño innecesario, haceros ilusiones si (ya dije en Instagram que yo ya estoy calculando cuando nacerá si me quedo este mes) pero con producencia y que no os influya mucho lo que os diga el resto, cada una tiene que conocer su cuerpo para tener un poco los pies en el suelo. 

Y aprovechar, aproveche este tiempo de búsqueda para conocernos mejor vosotras mismas, para conocer vuestro cuerpo (a mí me sirvió muchísimo todo este proceso para conocer mis ciclos a la perfección) incluso para conocernos mejor como pareja. Compartir las ilusiones pero también los miedos.

Que estos meses de búsqueda no sean en vano, sacar lo positivo de la experiencia, aunque se la haga cuesta arriba siempre hay algo bueno, algún aprendizaje os vais a llevar, seguro 😉

Anuncios

2 comentarios en “De ilusiones y autoengaño 

  1. Verena dijo:

    jajajajajaja aiiiiiiiiiiii me pasó exactamente lo mismo con los psicosíntomas….. que si me dolía el pecho muchísimo… que si estaba mareada…. que si estreñida…. que si mas sensible de lo normal…. que si tenía oleadas de calor….. que si el hambre a todas horas ….. que si las aureolas de los pezones mas grandes….. Hasta tal punto de acribillar con millones de mensajes a dos amigas que en esos momentos estaban a punto de llegar a término con sus propios embarazos, para mi ellas han sido como la voz de la razón en todo esto …pobrecillas lo que han sufrido conmigo….

    Cuando todo resultaba absolutamente paranoia mía, todo formaba parte de ese oasis que resultaba ser un espejismo que solamente veía yo.
    Esto fue así hasta el mes número 7 , mes número 8 de búsqueda mas o menos, después empecé a enterrar esas paranoias, empecé a enterrar la obsesión que empezaba a comerme hasta las entrañas antes de que se apoderase por completo de mi, antes de que la obsesión nublase el deseo de ser madre, si es cierto que el deseo se va haciendo mas y mas y mas grande según van pasando los meses pero intenté que la situación no se apoderase de mi, dejé de hacerme test de ovulación, dejé de hacerme test de embarazo a cada “retraso” (retraso que en el fondo sabía que no lo era, que se trata de mi ciclo completamente irregular).

    Algo que después de año y medio de búsqueda me sigue afectando muchísimo, y creo que cada vez mas, son esas mujeres que se van quedando embarazadas en mi círculo diario y yo sigo aquí esperando.

    ¿Lo positivo de todo esto?
    Se trata de una gran prueba de paciencia que nos pone la vida 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s