10 motivos por los que no hay que gritar a un niño

A veces los niños nos sacan de quicio. Les queremos mucho, les adoramos pero hay días en los que los envolveríamos con un lacito y los regalaríamos. Se pelean con su hermano, nos pintan el sofá, nos manchan las paredes, sacan todo de los cajones,les dan rabietas, desordenan todo… Y es que, a fin de cuentas,son niños.

image

Y ahí estamos los adultos para educarles y dar ejemplo y,por mucho que en algunas ocasiones nos gustaría gritar de tal manera que si nos hicieran una foto en ese instante pareceríamos el “Grito” de Munch versión 3.0,ese no es un buen ejemplo para los pequeños.

Razones por las que no hay que gritar a un niño:

  1. A nadie le gusta que le griten. Razón básica y fundamental. ¿A vosotros os gusta que vuestro jefe os grite cuando hacéis algo mal? Será mejor que os explique por qué lo habéis hecho mal a que os grite. A los niños también les gusta que les expliquen las cosas, a lo mejor no sabe qué es lo que está haciendo mal.
  2. Si nos limitamos a gritar no corregimos la conducta.
  3. Cuando gritamos damos muestras de nerviosismo y de falta de control de la situación algo que a los niños les beneficia ya que aprenden pronto cuales son nuestros puntos débiles.
  4. Si gritamos es porque estamos frustrados, porque no hemos conseguido reconducir la situación de otra forma y eso no es culpa del niño.
  5. Los niños se acostumbran pronto a nuestro tono de voz: si gritamos por sistema los primeros dos gritos a lo mejor le asustan, después le van a dar igual y eso al adulto que grita le va a molestar aún más y se va a convertir en un bucle del que va a ser difícil salir.
  6. Es mejor decir un “no” sosegado pero firme a gritar una frase entera.
  7. Cuando se grita se pierde más autoridad que cuando se explican las cosas de forma clara o se regaña sin elevar la voz.
  8. Antes de gritar hay que analizar cómo se ha llegado a esa situación y arreglar el origen, no funciona taparlo con gritos.
  9. Por gritar no nos van a escuchar más.
  10. El más importante: los niños son esponjas, si gritamos, gritarán. No podemos enseñarles a resolver los conflictos a voces.

P.D: A todos se nos puede escapar un gritito de vez en cuando y no pasa nada. Aquí estamos hablando de poner un poco el ojo en situaciones en las que podemos actuar de otra manera, en las que podemos o debemos contar hasta 10 y dar un buen ejemplo.😉

Anuncios

3 comentarios en “10 motivos por los que no hay que gritar a un niño

  1. La Hobbita dijo:

    Esto es lo de siempre. Que perdamos los nervios una vez al año es humano y hasta comprensible. Que la educación de unos niños se haga a gritos, como hizo mi tía, a la que, sinceramente, solo recuerdo gritando, pues ya nos dice que hay un problema gordo ahí detrás.

    Un abrazo 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Padres Primerizos a los 30 dijo:

      Es cierto que a veces cuando les hemos repetido lo mismo 500 millones de veces es inevitable dar algún grito. Pero no es igual un grito de “ya está bien!!” Después de repetir algo mil veces en un momento puntual a gritar para regalañarles por algo que han hecho mal. De todas formas quiero escribir un post con ejemplos para que se vea clara la diferencia, a ver si tengo tiempo este finde. Besos!!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s