Los primeros mordiscos

Cuando los niños tienen entre 1 y 2 años sucede algo que nadie te cuenta cuando decides tener un hijo:se convierten en vampiros. Pequeños draculines dispuestos a clavar sus diminutos dientes en lo primero que les pase por delante. No os preocupéis, es normal, de verdad. Aunque penséis que tenéis un pequeño Hannibal Lecter en casa, no es para tanto.

Los niños a esta edad muerden por dos motivos fundamentales:
1. Les empiezan a salir dientes, muelas… Las encías les duelen a rabiar y ellos no tienen la capacidad de decir “quiero un ibuprofeno, me duele la tercera muela del lado izquierdo” ellos lloran y, al igual que si alguno de vosotros ha tenido algún dolor de muelas recordará lo que alivia apretarte la encía y tomarte algo. A ellos les pasa igual. Su “apretarte la encía” se transforma en morder:mordedores, chupetes o el brazo de un amigo que pasaba por ahí. Son pequeños, no miran, sólo saben que les duele y que necesitan calmar ese dolor.
2. Cuando se enfadan. Al igual que no tienen capacidad para indicar que muela les duele, tampoco tienen capacidad para decirle a otro niño “déjame en paz, me molestas” “no me quites los juguetes” “no me empujes” Todavía no son capaces de dialogar en ese sentido con lo cual sus armas para defenderse son empujones, arañazos o mordiscos.

Sin embargo, aunque los mordiscos sean algo “normal” en esta edad, no hay que permitirlos. Siempre, siempre que un niño muerda, sea por el motivo que sea, hay que regañarle y hacerle ver que eso no está bien. En el primer caso hay que darle alternativas para calmar el dolor y, no se os ocurra jamás dejar que os muerda a vosotros por que claro “pobrecito, es que le duelen los dientes” (una vez tuve una madre que me enseñó orgullosa un cardenal en el brazo que le había hecho el niño, justificando que le dolían los dientes y que le dejaba que la mordiera ¿¿¿¿cómoooooooo???? Alucinada me quedé)

Un mordisco no es agradable para nadie. Para mi es lo peor de la clase de un año, lo que peor llevo. Es desagradable para el profesor:te sientes fatal porque al niño al que muerden normalmente no tiene culpa de nada, simplemente pasaba por allí;te sientes mal porque los mordiscos ocurren en una milésima de segundo y es una impotencia enorme, no da tiempo a reaccionar la mayoría de las veces. Es desagradable para los padres del niño que muerde: a nadie le hace gracia que su hijo vaya mordiendo a otros niños. Es desagradable para los padres del niño al que han mordido:su hijo sin comerlo ni beberlo se ha llevado un bocado.

Ahora, partiendo de la base de que un mordisco es algo “normal” a esta edad,¿qué podemos hacer? Pues primero, no darle más importancia de la que tiene. Segundo, regañar al niño SIEMPRE. Tercero, pensar que igual que hoy han mordido a vuestro hijo, mañana puede ser vuestro hijo el que muerda, así que hay que intentar ver las cosas desde todos los puntos de vista y no echarse las manos a la cabeza y hacerse cruces porque han mordido a nuestro pequeño.

No hay que olvidar que los niños, niños son, somos los adultos los que tenemos que darle a todo la importancia que tiene en su justa medida.

¿Y vosotros, como lleváis el tema de los mordiscos? ¿Vuestro pequeño es el vampirillo o es el bombón al que otro ha querido morder?

Anuncios

9 comentarios en “Los primeros mordiscos

  1. EL PODER DE QUERER SER MADRE dijo:

    ejjejejejeje pequeños draculines, pues sí eso lo he visto yo y de morderse a sí mismos también, pero es lo que dices tú que hay que reñirles porque sino se acostumbran a que eso está bien y luego de mayor seguirán haciéndolo.
    Aunque leí en un artículo que de mayores cuando muerdes es tu forma de expresar el amor que sientes a esa persona pero que no le dices verbalmente por no dejarte al descubierto y mostrarte débil, y yo la verdad que a mi novio me encanta morderle pero con amor eehhh en plan juego jejejejeje entonces lo entendí jejejejejeje

    Le gusta a 1 persona

  2. La Hobbita dijo:

    Uys, a mi sobrina la pegaron un mordisco una vez. A la niña ya se le había olvidado. A sus padres les dio bastante igual. Al abuelo….. ¡madre mía el abuelo! ¡Yo pensaba que iba a entrar en la guardería a encararse con el niño vampiro! Tardamos 20 minutos en calmarlo y cada vez que se acuerda se pasa otros 20 minutos blasfemando. Yo se lo digo: ¡¡pues anda que no te quedan nietos por los que sufrir!! (Que ya tiene 5 y otro en camino xDDD).

    Un abrazo 🙂

    Me gusta

    • Padres Primerizos a los 30 dijo:

      Jajaja es que los abuelos abuelos son. Yo se lo pregunté a mi madre una vez que qué haría si su nieto saliera con un mordisco y me dijo”regañar a la profesora y al niño que le haya mordido y luego ir a quejarme” jajaja y yo trabajando en esto! Ya le dije “mamá por favor! No me dejes en vergüenza! Ya iré yo a recoger al niño ese día” jaja

      Me gusta

  3. Oscar dijo:

    Mi hijo siempre ha sido el bombón, intentó ser una vez el vampiro, le regañamos y nunca más lo intentó. A la pequeña le costó más, pero ha cambiado los bocados por las tortas. Y en ello estamos todavía. Con el pequeño no nos costó nada que dejara de pegar, claro que se convirtió en un paradillo. A veces no sé qué es mejor.

    Me gusta

    • Padres Primerizos a los 30 dijo:

      Yo siempre lo digo en el cole: prefiero que mi hijo sea al que le muerden y un paradillo a que sea el matón de la clase. Si son parados solo hay que enseñarles a defenderse, respetando al resto y respetándose ellos, pero si es el matón del cole… Ay amigo! Entonces es dónde hay un problema.

      Le gusta a 1 persona

      • Oscar dijo:

        Creo que el problema está en cualquiera de las formas. No es tan fácil enseñar a defenderse. No les sale por mucho que la digas. Y a los pegones, los padres que lo intentamos educar y cambiar tampoco lo tenemos fácil. Es complicado que el niño guarde la mano y no la saque a pasear continuamente por mucho que le digamos, riñamos o castiguemos. También les sale solo. Te lo digo yo que tengo a los dos y lidio a diario con los dos extremos. Y como padre quizás sufres más por el blandito, porque le ves las marcas a diario. Al otro solo lo sientes cuando te dicen que pega. No sé si me explico.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s