Preparar la entrada a la guardería

En menos de 15 días llega Septiembre y con él, la vuelta al cole. Temida para algunos padres, feliz para los niños que se vuelven a encontrar con sus amigos y… una película de terror en 3D para los padres que dejan a sus hijos en la escuela infantil por primera vez.

Tranquilos, os aseguro que no es para tanto y que los niños lo pasan mejor que los padres, pero eso es para otro post 😉

Hoy quiero daros una serie de pautas para que aprovechéis estos días que quedan para que el niño se vaya acostumbrando a la nueva situación que le espera a partir de Septiembre: nuevas rutinas, nuevos horarios, nuevas normas… Para que este cambio sea menos brusco, vamos a intentar ponérselo más fácil y de paso, ponéroslo más fácil también a vosotros.

BEBÉS

La entrada más dura es sin duda la de los bebés y no para ellos,sino para sus padres. Yo me pongo en el lugar de esos padres año tras año y entiendo que para ellos se haga un mundo dejar a su bebé con 4 meses en la guardería. Separarte de lo que más quieres y dejarle en un sitio que nunca ha estado, con gente que no conoces, sin saber cómo va a estar es muy difícil. baby-22086_640Sin embargo los niños se adaptan enseguida y su tutora se convierte en alguien indispensable para ellos. En nuestro colegio cogemos a los niños desde bebés y estamos con ellos hasta los 3 años y os puedo asegurar que el vínculo que creas con ellos es enorme, es una experiencia muy bonita.

Aún así, por muy bien que se adapten, podemos ponérselo un poco más fácil si empezamos a introducir ciertas normas unas semanas antes:

  • El sueño y la comida 

El sueño y la comida son fundamentales para el bebé. Dependiendo de los meses que tenga nuestro pequeño comerá unos alimentos u otros, ya sabéis que los alimentos se van introduciendo poco a poco. Todos los hábitos de comida y sueño que tenga vuestro hijo debéis comentarlos con sus tutora ya que puede ser que algunos cambien en la guardería.

Comida: Si cuando empiece la guarde vuestro bebé sigue tomando solo pecho tenéis que empezar cuanto antes a acostumbrarle al biberón. Hay guardes que permiten que la madre lleve biberones con su propia leche para las tomas pero hay otras que no con lo cual, si vuestro hijo no ha probado todavía la leche de fórmula debéis empezar a dársela ya. Esto no quiere decir que dejéis de darle el pecho ni mucho menos, simplemente, por ejemplo, si sabéis que el niño va a estar en la guarde de 9 a 15:00, empezad a darle esas tomas con leche de fórmula para que se acostumbre. Si por el contrario sois de los afortunados a los que os permiten llevar los biberones con leche materna, si vuestro hijo solo toma pecho, empezad a sacaros leche y a dársela en biberón, al igual que el caso anterior, en las tomas que vaya a estar en la escuela infantil. Esto es muy importante ya que para el niño la entrada en la guarde va a suponer un cambio brutal, si encima le sumamos que tenga que acostumbrarse a otro tipo de leche, a una tetina etc, lo va a pasar muy mal. Si ya le hemos acostumbrado a algunos cambios su adaptación será un poquito más llevadera.

En el caso de que vuestro pequeño ya tome purés, intentad informaros de los horarios de comida de la escuela para empezar a darle los purés a la misma hora. Si ahora come sobre las 12:30 y en la escuela infantil va a comer a las 11:30, esa hora de diferencia la va a notar, es mejor que se vaya acostumbrando con tiempo al nuevo horario. Exactamente lo mismo para la hora de la merienda.

Tenéis que informar a la tutora de los alimentos que ya tiene introducidos para evitar equivocaciones o malos entendidos, recordad que los alimentos siempre se introducen primero en casa por posibles alergias o intolerancias.

Sueño: Este tema es bastante delicado en esta edad. Lo primero que debéis asumir los padres, aunque se que no os va a gustar nada pero es una realidad y hay que asumirla, es que el sueño de vuestro hijo se va a ver afectado en el momento que empiece la guarde. Eso es así. Lo positivo, que sólo dura un tiempo, hasta que se adaptan a la nueva rutina. Hay que ser conscientes de que el bebé, que antes dormía solo plácidamente con todas sus comodidades, ahora va a compartir sueño con 7 bebés más. ¿Qué quiere decir esto? Que va a tener que cambiar sus hábitos. Por ejemplo, si vuestro pequeño acostumbra a echarse una siesta sobre las 11:00/11:30 es muy probable que en la guarde no se la pueda echar ya que a esa hora empiezan las comidas. Si ese es el caso, al principio le costará adaptarse ya que se quedará dormido, eso conlleva que coma peor o que directamente no coma, si se queda dormido a destiempo, ya el resto del horario va a ir a remolque, pero lo más importante es que estos primeros días seáis conscientes de ello y que no os preocupéis ni os agobieis Es muy normal y solo es cuestión de adaptación. Es probable que las primeras semanas también duerma mal en casa, hasta que se acostumbre a los cambios. Tranquilos, de verdad os prometo y reprometo que en unas semanas todo se normaliza, sólo hay que tener paciencia y entender que el bebé está en un proceso un poco abrumador para él.
Una vez adaptado, todo son ventajas. Cogerá una rutina de alimentación y sueño que vais a agradecer, empezará a espabilarse por segundos, le vereís más despierto, interactuará más y se relacionará mejor.
1/2 AÑOS
A esta edad los niños ya son más conscientes de su entorno y de las situaciones que suceden a su alrededor. El periodo de adaptación es más delicado pero también tiene la ventaja de que se adaptan rápido la mayoría de las veces(ojo, respetar siempre su tiempo como ya conté en mi post, Sólo necesito un poco de tiempo).
Para hacerle más fácil el periodo de adaptación a los peques de esta edad las pautas básicas son más sencillas que en bebés.
Comida Lo principal es adaptar sus horarios de la misma forma que os he explicado en el apartado de bebés. La diferencia en esta edad es la introducción del sólido. Si vuestro hijo ya toma algo de sólido debéis comentárselo al tutor o la tutora. Otro aspecto importante:los cubiertos. Empezad a poneros serios con las normas en la mesa, en esta edad empiezan a comer solos y a sentarse correctamente. Si vuestro hijo es de los “mayores” es decir, nacidos entre enero y abril más o menos, aprovechar estos días para que empiece a coger la cuchara. Estos primeros meses habrá que ayudarles pero antes de que terminen el trimestre tienen que estar comiendo solos. Otro aspecto importante:se acabó el biberón para beber agua(a los “pequeños”, los de noviembre y diciembre, todavía tienen un poco de margen, yo les daría cuartelillo hasta que hagan el año). Ir pensando en comprar una tacita con asas y que vaya practicando estos días. Yo este año tengo a los mayores y os aseguro que no voy a dejar entrar ni un biberón en mi clase. Papis, que se os hacen mayores!!!
Sueño El cambio más importante que puede haber en esta etapa es la siesta de por la mañana que tiende a desaparecer.Vamos, que desaparece. Hay muchos niños a esta edad que todavía se echan una siesta a media mañana. Los “mayores” ya no se la echan por varias razones aunque esto depende mucho de la guarde a la que vaya vuestro hijo, de la forma de trabajar que tengan, hay guardes en las que los niños sólo van a jugar y no hacen nada más. Si el peque va a una guarde así,puede ser que siga echándose la siesta, si va a una guarde en la que además de jugar, aprenden, lo más probable es que no se la echen. Como no quiero que el post sea muy largo, os explicaré estos motivos en otro, si se me olvida recordármelo!!😅😅 por lo demás suelen dormir unas dos horas de siesta y los primeros días también son duros como con los bebés:acostumbrarse a dormir con más niños, en un sitio que no es su cama, con luces distintas a las que puede tener en casa…son cambios a los que se tiene que acostumbrar. Por lo demás la adaptación a esta edad no es muy difícil. Para ayudarle en este cambio lo mejor es que si vuestro hijo ya tiene el año le empecéis a quitar la siesta de la mañana, si no lo más probable es que no aguante el trajín de la mañana y se quede dormido a la hora de la comida, es mejor irle habituando a su nuevo horario. También intentad que se duerma la siesta a la misma hora que vaya a dormir en la guarde, normalmente a esta edad suele ser de 12:30 a 15:00 o de 13:00 a 15:00. En estos días aprovechad también para levantarles a la hora en la que le vayáis a levantar para ir a la guarde.
2/3 AÑOS
Aquí hay una gran diferencia: niños que ya han estado en la guarde en 1 año y niños que llegan de nuevas. Sobre los niños que ya han estado en la guarde no me voy a extender: el verano es muy largo y se les olvida que han estado en la guarde y lo que quieren a su profe y a sus amigos. Ventaja: un par de días de lloros, (algo normal, yo también lloro cual magdalena la primera semana de Septiembre, todo el mundo necesita adaptación para la vuelta a la rutina😫😫😫😫😫. Recordad siempre que los niños son mini personas y lo que nos pasa a nosotros a ellos también. Un padre se alarma porque el niño llora cuando vuelve al cole de las vacas, pero yo os pregunto¿sí vosotros pudierais no lloraríais? Yo si, os lo aseguro, pero como somos adultos lo único que hacemos es maldecir al despertador y al euromillón que no nos ha tocado en agosto) y a los tres días como nuevos. Ahora bien, a los niños que van a la guarde por primera vez con dos años ¿cómo les hacemos la adaptación más fácil?
Comida la verdad es que los niños de dos años no deberían tener problemas para adaptarse a la hora de la comida. Simplemente hay que asegurarse de que tiene adquiridos ciertos hábitos antes de empezar: a esta edad ya tiene que comer sólo, aunque en ocasiones haya que echarle una mano, tiene que comer sólo en general. Saber coger la cuchara correctamente, beber en vaso, sentarse correctamente. Si todavía come en trona irle sentando en una silla porque ya no va a haber tronas, de hecho en un año ya no hay tronas. Por lo demás poco más podéis hacer en este aspecto para ayudarle a adaptarse, ya son mayores y ahí no deberían tener problemas a excepción de los propios de que algo no les guste, que no quieran comer porque todavía se están adaptando…
Sueño Tampoco deberían tener muchos problemas en este sentido. Lo mejor para ayudarles es de nuevo la adaptación de horarios. Al igual que os he explicado en 1/2 años, en 2/3 es muy similar. Intentad acostarles a la hora que lo haréis cuando llegue la guarde, levantarles a la misma hora, controlar las siestas(a esta edad se reducen a una hora y media en algunas guardes) y el chupete fuera, eso es I-M-P-O-R-T-A-N-T-I-S-I-M-O, si vuestro hijo usa chupete para dormir o para pasar el día hay que ir pensando en quitarlo. En la escuela infantil no lo va a llevar o no lo debería llevar. Del chupete ya os hable en el post Bye bye chupete

Seguramente me dejaré cosas en el tintero, no quería que el post fuera muy largo, pero estos son los principales consejos que os puedo dar.
Lo principal es que no os preocupéis, que lo toméis todo con normalidad y pensando que los niños no reaccionan de forma diferente a como lo haríamos nosotros si después de toda nuestra vida pegados a mamá y papá o a alguien conocido, nos dejan en un lugar extraño. Estar tranquilos, los niños se lo pasan genial en la guarde, les viene fenomenal y aprenden muchas cosas, aunque eso es también para otro post 😉.
Espero haberos ayudado y si tenéis cualquier otra duda podéis preguntarme lo que queráis.
Besos!!!

Anuncios

2 comentarios en “Preparar la entrada a la guardería

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s